miércoles, 02 de julio de 2008
Publicado por Desconocido @ 11:14
Comentarios (0)  | Enviar

El Gobierno vasco otorgará a los ayuntamientos ayudas de 40.000 euros por vivienda destinada al alquiler protegido y subvencionará los préstamos necesarios para financiar las operaciones urbanísticas con tipos de interés bonificados del 4,75 por ciento. El Ejecutivo, que prevé alcanzar en 2009 un parque de 19.000 viviendas de alquiler, destinará durante los próximos tres años un total de 180 millones de euros para la promoción de esta tipología de hogares.

El consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo, presentó hoy en Bilbao la orden de ayudas que ha elaborado su Departamento con el fin de incrementar el parque de alquiler protegido en la Comunidad Autónoma Vasca y que se espera pueda entrar en vigor en el mes de septiembre.

Según explicó, el Ejecutivo pretende impulsar "un auténtico plan de choque" para fomentar el alquiler social en Euskadi. En este sentido, destacó que los ayuntamientos vascos "son muy activos" en la promoción de vivienda protegida, pero aún "muy tímidos" en el impulso del alquiler protegido.

El consejero indicó que actualmente el 70 por ciento de las viviendas que entran en el mercado de alquiler son protegidas y señaló que, mientras que hasta el momento era fundamentalmente el Gobierno vasco "en solitario" el encargado de promoverlo, se pretende que los municipios "se impliquen de forma directa" en esta labor.

En este sentido, la nueva orden, que se encuentra actualmente en fase de información pública, tiene como objetivo poner a disposición de los ayuntamientos "una herramienta muy importante" que incluye "potentes ayudas y subvenciones" que darán "el impulso necesario para la implicación de los ayuntamientos" en la promoción del alquiler protegido.

De este modo, la orden contempla tanto ayudas directas como la financiación de actuaciones destinadas a incrementar el parque de alquiler protegido. Dentro de las primeras, el Ejecutivo autonómico financiará a los ayuntamientos con 40.000 euros por vivienda en operaciones de promoción de viviendas en alquiler o de adquisión de viviendas para su puesta en alquiler.

Las nuevas subvenciones superan en un 317 por ciento a las existentes hasta ahora y son "las más cuantiosas" del Estado, donde este tipo de ayudas alcanzan los 13.200 euros, según destacó Madrazo.

Además, estas ayudas están condicionadas a que las viviendas estén destinadas al menos 50 años al alquiler, frente a los 25 del Estado.

Las ayudas se desembolsarán al inicio de cada promoción con el fin de propiciar que los ayuntamientos tengan que solicitar "el menor crédito posible". El importe previsto para estas ayudas directas se elevarán a 45.000 euros por vivienda en el caso de los alojamientos dotacionales de alquiler.

Por otra parte, la orden de ayudas contempla ayudas indirectas, previamente negociadas con las cuatro cajas vascas, de modo que los ayuntamientos o entidades privadas que soliciten préstamos para financiar promociones de vivienda protegida se beneficiarán de una subvención al tipo de interés bonificado del 4,75 por ciento, lo que, según indicó el consejero, supone "el más bajo de todo el Estado".

Asimismo, se ofrece a los municipios la posibilidad de que el parque de viviendas en alquiler sea gestionado por la sociedad pública Alokabide, que actualmente gestiona 7.232 pisos.

La Consejería también prevé favorecer "la participación de la comunidad en la acción urbanística" mediante el proyecto de ley remitido la pasada semana al Parlamento vasco y que supone la modificación de la participación en las plusvalías urbanísticas, pasando la cesión de aprovechamiento del 10 al 15 por ciento.

INVERSIÓN DE 130 MILLONES

En función de los datos aportados por la Consejería de Vivienda, desde 2002 ha impulsado la puesta en marcha de 33.796 viviendas protegidas, de las que 6.552 (el 20%) corresponde al regimen de alquiler. De este modo, "hemos pasado a las 700 viviendas de alquiler protegido que conformaban el parque de vivienda en alquiler de Euskadi en 2002 a las casi 10.000 viviendas protegidas en la actualidad", destacó Javier Madrazo.

El objetivo del Ejecutivo vasco es alcanzar las 19.000 viviendas de alquiler protegido en 2009, fecha en la que concluye el actual Plan Director de Vivienda, mediante la promoción directa por parte del Gobierno autonómico, la financiación de promociones en alquiler a ayuntamientos y promotores privados, el desarrollo del programa Bizigune y el impulso de la nueva figura de alojamientos dotacionales recogida en la Ley del Suelo.

Con estas medidas, se pretende lograr "un parque público fuerte y potente" de alquiler con el objetivo de "avanzar hacia prámetros europeos", para lo que, en opinión de Madrazo, "queda mucho por hacer".

En los próximos tres años, según detalló, el Ejecutivo tiene previsto destinar a la promoción de viviendas de alquiler protegido, al menos, 130 millones de euros, de los que 54,8 millones están dirigidos a ayudas directas a ayuntamientos, Visesa y promotores privados; 57 a la promoción directa por parte del Departamento de Viviendas y Asuntos Sociales; y 18 millones para bonificaciones de tipos de interés. Gracias a estas inversiones, se pretende fomentar la puesta en marcha de 5.100 nuevas viviendas.

Desde 2001, el Gobierno vasco ha puesto a disposición de los ayuntamientos y promotores privados 89,5 millones de euros en forma de subvenciones y subsidiaciones que han permitido poner en marcha 4.707 viviendas en alquiler, a las que suman las promovidas directamente por la Consejería de Vivienda.

El consejero explicó que las nuevas medidas han sido trasladadas a Eudel y que, aunque se hablará "más específicamente" sobre ellas en nuevos encuentros, "se han recibido de forma positiva".

INFORME DE SOCIEDAD DE TASACION

Por otro lado, Madrazo se refirió a los datos del último informe de la Sociedad de Tasación, que sitúa a San Sebastián como la segunda ciudad del Estado con el precio unitario de la vivienda más caro. En este sentido, afirmó que "los datos oficiales dicen que en Euskadi la vivienda está bajando, especialmente en algunos lugares como es el caso de Álava, y que en Bizkaia y en Gipuzkoa está subiendo por debajo de lo que suben los precios en el conjunto del Estado español".

"Venimos de una historia en la que la diferencia de precios era importante, pero la tendencia en los estudios de los últimos tiempos es que en Euskadi suben los precios por debajo de lo que suben en el conjunto del Estado, más allá de un informe concreto", aseguró el consejero vasco, que insistió en que esta evolución está relacionada con la importante oferta de vivienda protegida de la Comunidad Autónoma Vasca, que impulsa la "contención" de los precios en el mercado de vivienda libre.

Finalmente, Madrazo apeló a los promotores privados a que "no retengan" las viviendas "esperando que dentro de un tiempo las podrán vender a mejores precios", sino que "las vendan ya a precios razonables porque la tendencia es de reajuste del mercado inmobiliario".

 


Comentarios