lunes, 14 de abril de 2008
Publicado por Desconocido @ 11:40
Comentarios (0)  | Enviar

domingo, 13 abril 2008

 

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, ha advertido hoy de que la composición del nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero evidencia el giro del PSOE hacia el centro-derecha, ya que las cuestiones sociales han dejado de ser prioritarias a la hora de configurar y denominar los ministerios del nuevo Ejecutivo.

Llamazares, quien ha participado junto al coordinador de Ezker Batua-Berdeak, Javier Madrazo, en un acto de conmemoración de la Segunda República en Eibar (Gipuzkoa), ha asegurado que “han caído del Gobierno las políticas sociales” de forma que ese tipo de asuntos han pasado a formar parte de un “totum revolutum” ministerial que fragmenta lo que debería ser la “principal prioridad” de un Ejecutivo que se considere de izquierdas.

El líder de IU ha argumentado que frente a esa pérdida de peso de las políticas sociales, han triunfado perfiles políticos como los de Pedro Solbes, “que se ha opuesto a todas las leyes sociales”, o de Miguel Sebastian, quien, a juicio de Llamazares, es “aún más liberal” que el titular de la cartera de Economía.

Llamazares ha emplazado a su militancia a “relanzar” este proyecto político para promover una reforma de la Ley Electoral, para movilizar a las organizaciones sociales en favor de la justicia social y para recuperarse el “traspiés” electoral sufrido como consecuencia de un “sistema electoral vergonzoso” y del “bipartidismo de miedo” que ha llevado “a buena parte de la izquierda a quedarse con lo malo, aunque sea menos malo”.

 

También ha abogado por “relanzar la vida interna” de IU, ya que, a su juicio, esta organización no gestiona “bien las diferencias internas” y las transforma en “confrontación y crisis”, y ha emplazado a trabajar por que “se haga agradable trabajar en IU” mediante la incorporación de todos los sectores de la izquierda de forma “unitaria”, de quienes comparten los valores republicanos, la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Por su parte, el coordinador general de Ezker Batua, Javier Madrazo, ha instado al Estado a que traspase al Gobierno vasco "la competencia para convocar consultas populares, tal y como recoge la Constitución". De esta forma, revindicó el "derecho a decidir" para, a diferencia del PNV que "sólo quiere una consulta política", "decir a ETA que deje de matar", para "definir el marco de autogobierno y convivencia, elegir entre República y Monarquía" y decidir sobre "el trazado del Tren de Alta Velocidad, incineradoras, centrales térmicas, energías renovables y todo lo que afecta a los ciudadanos".

El coordinador de EB denunció que el PSOE "ahora persigue y penaliza el derecho a decidir como si fuera un crimen" pero "el derecho a que las personas opinen libremente no puede ser nunca ilegal y menos aún un delito". "Lo único que hay de malo en ello es que el resultado no nos guste" y por ello la consulta "no debe ser un problema, sino parte de la solución", añadió.

 

Madrazo opinó que el Gobierno vasco y los partidos que lo componen "han cometido errores" y al no trasladar su "mensaje" sobre la consulta "con claridad", ésta "se ha asociado a división, fractura y ruptura" cuando "en realidad significa participación ciudadana, profundización democrática y responsabilidad pública" y por ello reafirmó el compromiso de EB "con la hoja de ruta marcada por el Gobierno vasco" que es "una propuesta democrática y legítima".

No obstante, instó al nacionalismo a llevar a cabo "una apuesta por el derecho a decidir no sólo en el ámbito político sino también en el social". Por último, Madrazo se comprometió a trabajar "por la República del siglo XXI, plural, federal y solidaria" en la que "todos puedan vivir en la diversidad y la tolerancia".


Comentarios