jueves, 20 de diciembre de 2007
Publicado por Desconocido @ 12:03
Comentarios (0)  | Enviar
El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, mostró hoy el compromiso de su formación política con la creación de un Estado palestino, “única garantía del cese de la violencia en esa zona”.

Arana realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en Bilbao en la que estuvo acompañado por el vicepresidente del Parlamento palestino, Hassan Khrishem, y el delegado de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, Bassan Samor.

En su intervención, el dirigente de Ezker Batua consideró una “prioridad” la apuesta por la defensa de los Derechos Humanos y el diálogo político y social entre las distintas facciones de Palestina y entre ésta y el gobierno israelí para “resolver de forma pacífica y democrática el conflicto”.

Asimismo, trasladó a los dirigentes palestinos el apoyo y solidaridad de EB ante las agresiones que sufre su pueblo, de quien dijo “tiene derecho a vivir en su tierra”.

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento de Palestina, Hassan Khrishem, denunció el bloqueo económico y el aislamiento político al que le tienen sometidos EE.UU. e Israel.

En concreto, precisó que más del 30 por ciento del Consejo Nacional Palestino está detenido y que “la violación de derechos humanos es diaria, empezando por la ocupación militar”, ya que existen más de 400 puntos de controles militares que impiden la libre circulación de la población.

Khrishem criticó la actitud de la comunidad internacional ante esta situación porque “sigue apoyando la ocupación y el bloqueo”. Del mismo modo, ha reconocido que “algunas veces” la Autoridad Nacional Palestina también “viola los derechos humanos”.

A pesar de ello, ha señalado que su pueblo sigue “en su lucha a favor de la construcción de un Estado palestino, con Jerusalén como capital y con el retorno de todos sus exiliados”.

El delegado de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos, Basan Samor, destacó, por su parte, la necesidad de la unidad entre todas las facciones que perviven en Palestina como única forma para acabar con la ocupación de Israel.
Comentarios