miércoles, 07 de febrero de 2007
Publicado por Desconocido @ 11:36
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen
(foto: antonio burgos)

El Gobierno vasco pone en marcha Bizilagun, un programa gratuito para arreglar conflictos sin pasar por los tribunales.
Sin llegar a los extremos de la serie de televisión Aquí no hay quien viva, en muchas comunidades de vecinos vascas los inquilinos se tiran los trastos a la cabeza, acabando incluso en los tribunales. Pero, a partir de ahora, los conflictos que surjan entre vecinos podrán resolverse sin tener que llegar a tanto.
El Gobierno vasco ha puesto en marcha el servicio público de propiedad Bizilagun, con el objetivo de ayudar a resolver, a través de la mediación y la conciliación, los desencuentros que se produzcan entre los habitantes de un mismo edificio. Y, además, será gratis.
Conflictos y dudas
Así, problemas como que un vecino se niegue a pagar la instalación del ascensor o que no esté al día en las cuotas mensuales podrán arreglarse antes de llamar a los abogados. El servicio también servirá para aclarar las dudas que tanto propietarios como inquilinos de una vivienda tengan en cuanto a sus derechos u obligaciones, como por ejemplo, si es lícito rescindir un contrato de arrendamiento.
Nace como una alternativa más cercana y eficaz que la intervención de la Justicia, una opción que implica un alto coste económico y, en ocasiones, un gran desgaste personal», indica el Departamento de Vivienda.
Bizilagun contará con oficinas en los tres territorios, y el Departamento de Vivienda ya ha enviado folletos explicativos a todos los edificios de vecinos para informarles directamente sobre este nuevo programa de mediación.
Comprobar y hablar
Este sistema de mediación ya existe en otros puntos de España. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Gandía fue pionero en la Comunidad Valenciana al crear el pasado verano la Oficina de Mediación Comunitaria. En ella, un asistente social, un educador y dos policías locales trabajan ante el requerimiento de uno o varios vecinos que se sienten perjudicados por la acción de otros. Estos especialistas verifican, primero, el comportamiento que genera molestias y buscan, después, las mejores soluciones, negociadas mediante la vía del diálogo.(fuente: 20 minutos)
Comentarios