miércoles, 31 de enero de 2007
Publicado por Desconocido @ 12:20  | asuntos sociales
Comentarios (0)  | Enviar
En Euskadi las malas condiciones de vida se ceban con las mujeres foráneas.
El 86% de las empleadas del hogar trabajan más de 10 horas al día y el 70% no tiene derecho a su día y medio de descanso semanal, según un estudio de CC OO.
Además, la mitad de ellas no puede salir de casa si no es en su día libre y no tiene más de ocho horas de descanso entre una jornada laboral y otra.
Así, CC OO habla de la triple discriminación de estas trabajadoras: mujer, inmigrante y empleada de hogar.
Con todo, Euskadi asiste a un fenómeno en auge: cada vez hay más mujeres inmigrantes. Antes eran minoría, pero hoy por hoy en Vizcaya son más de la mitad.
Y vienen a trabajar. El 57% de estas mujeres trabajan, mientras que solamente el 43% de las autóctonas tiene empleo. «Esto se debe a que las extranjeras cogen trabajos que aquí nadie quiere», explica Felisa Piedra, autora del estudio.
Además, sólo el 29% de los contratos a inmigrantes recaen en mujeres. Sus empleos son muy precarios.
Comentarios