jueves, 21 de septiembre de 2006
Publicado por Desconocido @ 10:50  | política
Comentarios (0)  | Enviar
ImagenLa entrada en vigor de la nueva ley del suelo vasca aprobada el pasado 30 de Junio ha sido la razón para una nueva declaración de la "Plataforma Vasca por una Vivienda Digna" con una crítica directa y exclusiva hacia el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, personalizando la misma en su consejero, Javier Madrazo.
Ya he manifestado en otras ocasiones que me parece importante la existencia de movimientos sociales de este tipo, nacidos de la iniciativa popular y al márgen de los partidos políticos… o no tanto.
La verdad es que voy siguiendo las declaraciones de este colectivo y me sorprende su plena coincidencia con el discurso de una opción política concreta y con su estrategia de adjudicación de la única responsabilidad en materia de vivienda al “Departamento de Madrazo”. Yo cada vez creo menos en las casualidades y de un movimiento social “apolítico” parece razonable esperar otro tipo de actitudes y actuaciones.
No es esperable que alaben la actuación de las instituciones, eso lo tengo claro, pero al menos podrían dirigir sus críticas correctamente y evitar trasladar mensajes a la sociedad, cuando menos equivocados (espero que inconscientemente)

Insisten en el tema de los sorteos (cuestión por cierto que parece ser específica de Euskadi y que no figura por ningún sitio entre las 14 reivindicaciones de su manifiesto fundacional, y que sin embargo sí está siendo utilizado de forma sistemática por una formación política ¿de nuevo casualidad?) pero no se aporta ninguna alternativa posible a este sistema que como ya vimos en otro post, es el menos malo de los posibles.
También critican que no se actue contra el mercado de vivienda libre, precisamente el día que entra en vigor una ley que dice que de toda la nueva vivienda que se haga en Esukadi en suelo urbanizable un 75 será protegida, es decir, se saca directamente del mercado libre.
Se afirma que no establece mecanismos para evitar la especulación de los Ayuntamientos, precisamente el día que entra en vigor una ley que prohibe las subastas de suelo y restringe como ninguna otra los usos a los que se deben destinar los fondos obtenidos por aprovechamientos urbanisticos públicos.
Sin embargo no se dice nada de la falta de políticas de vivienda de ningun tipo en la mayoría de los ayuntamientos de euskadi, o de la necesidad de modificar la fiscalidad por parte de las diputaciones, etc, etc.
Creo que un movimiento social no debe tener como unica función criticar de forma sistemática a un determinado consejero, sino que debiera ser precisamente un activo colaborador (desde la crítica constructiva, la propuesta, la presión activa) de quienes tienen la obligación de gestionar las diferentes políticas. Debiera ser capaz de involucrarse junto a las instituciones en el desarrollo de nuevas políticas, de nuevas ideas. Esto no se consigue desde la confrontación acrítica (puede ser más rentable para salir en los periódicos) sino desde el reconocimiento de la otra parte y la voluntad de participar, de aportar, de criticar pero sin prejuicios.
Ademas, quienes participan en este tipo de movimientos debieran tener un especial cuidado en no aparecer como "brazo social" de ningúna formación política porque pierden buena parte de su credibilidad y lo que es peor, hacen perder credibilidad al conjunto de movimientos sociales.(fuente: hontza)
Comentarios