jueves, 14 de septiembre de 2006
Publicado por Desconocido @ 11:29
Comentarios (0)  | Enviar
Este año la media es 64,8 minutos, 13 más que en 2005. Es lo peor valorado por los pacientes, que dicen que lo mejor del servicio es el trato.
Que nos atiendan en urgencias del Hospital de Cruces cada vez nos lleva más tiempo. En concreto, este año, la media de espera desde que llegas hasta que te atiende un médico es de 64,8 minutos, casi 13 más que el año pasado, según la encuesta de satisfacción que realiza anualmente la Unidad de Calidad del centro hospitalario, a la que ha tenido acceso 20 minutos.
Este sondeo hace un muestreo con los pacientes que pasan por urgencias, a quienes se les pregunta por los aspectos más destacados de esta prestación sanitaria. También la comodidad y la limpieza de las instalaciones están entre lo peor valorado de este servicio.
El trato, lo mejor
El factor que mejor nota saca en estas encuestas es el trato que dispensan tanto médicos como enfermeras, ya que un 94,4% de los pacientes lo califican como excelente, muy bueno o bueno. Otro de los factores de los que mejor opinión tienen los atendidos es en la calidad técnica de los médicos. Únicamente siete de cada 100 no están contentos con la capacidad de los especialistas que les atendieron.
Las encuestas de satisfacción se realizan en los hospitales vascos desde 1997, para encontrar y solucionar las debilidades de los servicios de los centros sanitarios. Sirven para descubrir en qué deben mejorar.
La cola aumenta aunque haya menos pacientes
Las urgencias bajaron un 0,6% en 2005. El hecho de que haya menos gente aguardando para ser atendida no significa que no tengas que estar un buen rato en la sala de espera. Por ejemplo, en 2004 se atendieron en Cruces un total de 212.117 urgencias, y la media de espera fue de 42,5 minutos por paciente. Al año siguiente, se atendieron 1.220 urgencias menos, y la media ascendió a 51,7 minutos. Este dato demuestra que aunque haya menos pacientes los tiempos de espera no sólo no disminuyen, sino que encima aumentan.
De las 210.897 personas atendidas en 2005, un total de 26.068 (12,36%) tuvieron que quedarse ingresadas en el hospital debido a sus dolencias. El año anterior, aunque se atendió a más personas, fueron menos las que acabaron ingresando; en concreto, el 11,78%.
«Te dan poca información»
Una de las quejas más escuchadas por la gente que pasa por el servicio de urgencias es la falta de información. En muchas ocasiones, incluso algunos pacientes pasan a quirófano o ingresan sin saber aún el alcance de sus lesiones. Es el caso de Elisabeth, a cuyo hijo operaron de una fractura. «Te dan muy poca información. Cuando llegamos nos dijeron que tenía que quedarse esa noche porque le iban a operar, y hasta el día siguiente no nos dijeron qué era exactamente lo que tenía».
La intimidad. Baja con los años
La inmensa mayoría de los pacientes dicen que gozan de buena o muy buena intimidad en la sala de urgencias. Pero, va bajando el porcentaje. Si en 2003 el 98% decía que era buena, ahora es el 96%.
La limpieza. La peor puntuada
El 82% de los pacientes afirmaban hace tres años que la comodidad y limpieza de las urgencias era buena o muy buena. Sin embargo, cada año son menos los pacientes contentos. En 2006 lo fueron el 74%.
Profesionalidad. Paciente contento
La profesionalidad en el Hospital de Cruces aumenta. Cada año, los pacientes encuestados dicen sentirse mejor o mucho mejor tras una intervención médica. Este año, fueron el 82%, frente al 74% del año 2004.
Comentarios