miércoles, 13 de septiembre de 2006
Publicado por Desconocido @ 11:50
Comentarios (0)  | Enviar
El Gobierno vasco pondrá como condición tener trabajo para que los emigrantes que sean enviados desde las Islas Canarias puedan regularizar su situación.
Estas premisas fueron defendidas por el consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo, durante la reunión mantenida la noche del lunes en Madrid entre las comunidades autónomas y el Gobierno central. Hablaron sobre la necesidad de enviar a la Península a parte de los más de 20.000 emigrantes llegados a Canarias este año.
Euskadi está dispuesta a aceptar un número de emigrantes, aunque todavía no se ha concretado el número. Eso sí, el Gobierno vasco no quiere que estas personas lleguen con una orden de expulsión, estén 15 días en centros de acogida y «luego se los abandone en la calle», según Madrazo. Y agregó que también quiere regularizar al resto de emigrantes con trabajo que permanecen en Euskadi.
Comentarios