jueves, 07 de septiembre de 2006
Publicado por Desconocido @ 10:19
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen
Una decena de asociaciones de mujeres pidieron hoy audiencia "con carácter de urgencia" a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con el fin de introducir innovaciones en la Ley Integral contra la violencia de género y convertir el acuerdo de 'tolerancia cero' en una "auténtica realidad".
Así, estas organizaciones (la Federación de Mujeres Progresistas, la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, la Asociación Vivir sin Violencia, la Unión de Asociaciones Familiares, la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas, la Asociación de Mujeres Juristas Themis, la Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación (AMECO) y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres) reclamaron la introducción en la normativa legal de una serie de innovaciones que permitan "reforzar" la Ley integral y el cumplimiento efectivo de todas las medidas previstas, con especial hincapié en la protección de las víctimas.
Igualmente, solicitaron la tipificación del delito de terrorismo sexista para todos los actos de violencia ejercitados por los hombres contra las mujeres, sus hijos e hijas o sus familiares más allegados.
En este sentido, uno de los propósitos de la solicitud de la audiencia urgente es "transmitir el dolor, indignación y condena sin paliativos por la oleada de violencia de género" sufrida en los últimos meses y recordar que ya son 57 mujeres y 6 menores los que han perdido la vida a manos de 'terroristas sexistas' en lo que va de año.
Otra de las peticiones que desean trasladar a la vicepresidenta es que se lleve a cabo un cumplimiento íntegro de las penas que se impongan a los autores de los "atentados cometidos por los terroristas sexistas". Asimismo, que se introduzca en la normativa vigente la figura delictual de la apología del "terrorismo sexista" para perseguir todas aquellas actitudes, comentarios y sarcasmos que obedezcan al propósito de "minimizar o desalentar" a las víctimas en su decisión de denunciar ante los tribunales la violencia padecida.
Por otra parte, las organizaciones feministas reclamaron en el comunicado que se otorgue la consideración de "testigo protegido" a los declarantes en las causas de violencia doméstica, así como la supresión judicial automática de toda comunicación del "maltratador" para con sus hijos que, inevitablemente, son "víctimas directas".
Por último, resaltaron la importancia de que toda la normativa estatal y autonómica de ayudas y resarcimientos que en la actualidad corresponden exclusivamente a víctimas del terrorismo político sean de igual aplicación para las víctimas del "terrorismo sexista
Comentarios