jueves, 27 de julio de 2006
Publicado por Desconocido @ 10:00  | mujer
Comentarios (0)  | Enviar
En las empresas españolas, la igualdad entre hombres y mujeres aún queda lejos de ser una realidad.
A pesar de los esfuerzos del Gobierno por proteger la situación laboral de las mujeres e intentar reforzar su presencia en el mundo empresarial, la tasa de desempleo femenina y los patrones masculinos demuestran que la discriminación no es fácil de erradicar en un país como España, que ocupa uno de los últimos puestos de Europa en duración de bajas maternales.
De esta forma queda por escrito que hombres y mujeres tienen los mismos derechos en el trabajo.
Según hizo público ayer la Secretaría de Acción Sindical de CC OO, estás cláusulas están teniendo un discreto éxito y aparecen en el 20,3% de los convenios de 2006, una cifra que aún es baja aunque incluye a un 53,6% de los trabajadores. "Este dato ha ido aumentando paulatinamente en los últimos tres años", comentaban ayer desde este sindicato. Las fuentes de CCOO reconocen que España aún está a la cola en la integración de las mujeres en las empresas aunque "se está avanzando".
Sanz añadió que con el proyecto de ley de igualdad que el Gobierno aprobó el pasado mes de junio, "aumentarán mucho los convenios con este tipo de cláusulas" y pone como ejemplo la obligación que tendrán las empresas de más de 250 trabajadores de implementar en el futuro planes de igualdad para sus trabajadores.
Según datos del INEM, en junio de este año el número de mujeres en paro llegó a 1.221.011, un 0,3% más que en el mismo mes del año anterior. Esta cifra ha crecido de manera constante en los últimos años, al contrario que la del desempleo masculino, que en junio afectó a 738.743 hombres, un 2,6% menos que en 2005.
Comentarios