viernes, 07 de julio de 2006
Publicado por Desconocido @ 10:33  | medio ambiente
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen

Ya ha habido tentativas a varios portales en Mungía para la colocación de antenas de telefonía móvil, a la que, afortunadamente, se han negado las comunidades de vecinos. Pero las empresas siguen erre que erre, en Derio, Mungía y, ahora en Getxo:
El Ayuntamiento de Getxo remitirá al Ministerio de Ciencia y Tecnología las alegaciones presentadas ante el Consistorio por los vecinos de Las Arenas que se oponen a la instalación de una estación base de telefonía en la azotea de un edificio. Según el alcalde, Iñaki Zarraoa, «la mayoría de las alegaciones no son competencia municipal y, en estos casos, siempre remitimos la queja al organismo responsable».

Uno de los aspectos que se revisarán será la concentración de antenas en la zona, ya que según las alegaciones, «éste sería el tercer repetidor en un radio de 50 metros». Además, los técnicos municipales aclararán si la instalación sobrepasará los límites de ruido. Los vecinos denuncian que el repetidor producirá 65 decibelios, mientras que el máximo permitido durante el día se sitúa en 45, y en 30 por la noche. En cuanto al planteamiento de los problemas de salud que pueden causar estas instalaciones, Zarraoa explicó que, «todos los repetidores de Getxo juntos no producen más del 1% de la energía electromagnética máxima permitida en las normativas europeas».

Control estético

El alcalde también quiso responder a una de las quejas que consideraba esta antena «una aberración urbanística». A su juicio, «con la ordenanza actual hemos conseguido un control de las alturas, los pesos, y demás aspectos estéticos».

Zarraoa no entró a valorar otras quejas apuntadas, como la posible depreciación de las viviendas. La máxima autoridad local se comprometió a respetar el dictamen del Ministerio de Ciencia y Tecnología: «Si sus técnicos deciden que es legal y rechazan las alegaciones, nosotros no daremos el consentimiento, pero si la aprueban, nosotros también lo haremos».
Comentarios