lunes, 03 de julio de 2006
Publicado por Desconocido @ 12:44  | política
Comentarios (0)  | Enviar
Comenzó el debate a las 15:05 en un Parlamento que es mucho más pequeño de lo que parece en televisión (los parlamentarios a penas tienen sitio para dejar unos folios en la "mesa" de su escaño) Había más o menos "media entrada", destacando la presencia de casi todo el grupo popular, y los pocos del grupo socialista, aunque poco a poco fueron llegando. Del Gobierno están Ibarretxe y media docena de Consejeros.

En la tribuna de prensa tan solo tres periodistas, y en la de invitados Karmelo Sainz de la Maza (Eudel) y casi todo el equipo de dirección del Departamento de Vivienda (Fernando Martinez de Orubide, Jose Manuel de la Fuente de Alokabide, Javier Dean Viceconsejero, Javier Burón Director de Planificación, Ubaldo Ortiz Delegado de Araba, Iñigo Maguregi Director de Suelo (y principal autor material de la Ley), Sonia Samaniego Directora de Vivienda y yo mismo) Un poco más tarde llegaría Jorge Letamendia, Concejal de Urbanismo de Donostia.

La mayoría de los parlamentarios leen el periódico o algún libro o hablan por teléfono (la verdad es que el pleno empezó a las nueve de la mañana y eso pesa); sólo se ven un par de portátiles y a un consejero aprovechando el tiempo con su "vaio" aprendiendo algún idioma.
Madrazo desarrolla una presentación de unos cuarenta minutos, en castellano, intercalando partes en euskara (la tenéis completa en este otro post) en la que va desgranando los elementos esenciales de la Ley:

- Una Ley que tiene un ámplio consenso gracias al acuerdo de EBb, PNV, EA, PSE, Aralar, y Eudel.
- Una Ley progresista, avalada por 4 de los 5 partidos de la izquierda vasca.
- Reserva de vivienda protegida en el 75% del suelo urbanizable y en el 40% del urbano (las más altas, con diferencia de todo el estado)
- Aplicación de las reservas a todos los municipios de más de 3.000 habitantes.
- Además en municipios de más de 20.000 habitantes, por cada 100 viviendas (protegidas o no) se deberán construir una media de 15 apartamentos dotacionales en alquiler.
- Posibilidad de expropiar viviendas protegidas que no se ocupen en un año.
- Recuperación del control urbanístico por parte de la administración mediante la eliminación de los sistemas de gestión privados y la inclusión del agente urbanizador.
- Prohibición de las subastas públicas de suelo, y sustitución por el sistema de concurso.
- Autonomía municipal: municipios de más de 7.000 habitantes podrán aprobar sus planes generales, y de más de 3.000 sus planes parciales. Siempre pasando por la COTPV en la que están el Gobierno y las Diputaciones para velar por el cumplimiento de la normativa y los planes supramunicipales.
- Preservación de suelo rural y restricciones a la edificación en dicho suelo.
- Introducción de límites mínimos y máximos de edificabilidad para evitar tanto el derroche de suelo como la sobre explotación del mismo.
- Consitución del Consejo Asesor de Planeamiento en todos los municipios de más de 7.000 habitantes.
- Creación del Foro de Urbanismo y Vivienda de Euskadi.
- Ampliación de los plazos de exposición pública y mayores exigencias en esta materia.

El capítulo de agradecimientos es ámplio y se muestra generoso con todas las partes que finalmente han acordado la Ley. El impulso ha sido del Departamento de Vivienda, pero la Ley es de todos y gracias a las aportaciones de todos es la mejor y más progresista Ley de Suelo del Estado.

Empieza el turno de defensa de las enmiendas a la totalidad y le corresponde a Damborenea del PP defender la de su grupo. Su argumentación se centra en que, según su opinión, la Ley es absolutamente intervencionista, eliminando completamente la iniciativa privada; vulnera la Constitución, el Estatuto, la LTH y diversas normas más; no tiene el consenso necesario; sólo servirá para incrementar el precio de la vivienda y mantener el sistema de sorteos. Para su grupo la negociación con el PSE, Aralar y EUDEL no han hecho más que empeorar el proyecto inicial. Para mi gusto, su tono es un tanto "chulesco", con constantes alusiones a otras cuestiones que nada aportan al debate (proceso de paz especialmente)

Oskar Matute de Ezker Batua Berdeak le replica indicandole si su sistema deseado es el de Madrid, donde impera la desregulación total, un sistema "digital" de adjudicación de viviendas y una vivienda protegida que se convierte en libre a los 5 años. Se muestra sorprendido por el discurso del PP cuando en Vitoria se está funcionando desde hace años con el sistema de sorteos y de reservas para VPO y el alcalde (del PP) está "encantado" con estos sistemas. El tono de la intervención es duro, a veces irritado por la actitud de los parlamentarios del PP que desde sus escaños gesticulan y ríen.

Porres de EA afirma que desde su conocimiento profesional del urbanimo está absolutamente convencido de que esta es la mejor Ley de Suelo que él ha conocido en todo el Estado. El proyecto era bueno cuando salió del gobierno y es aún mejor tras su paso por el Parlamento. La principal virtud es la de apartarse radicalmente de la Ley del 98 del PP que consagró la "España una, grande y urbanizable". Se muestra fráncamente entusiasmado con la Ley. Su intervención es distendida pero brillante, se nota que domina la materia

Loza del PSE desgrana las aportaciones de su grupo a la Ley. No hace mención a ningún aspecto positivo o negativo de la Ley, salvo los temas incorporados por su partido. Repite en varias ocasiones que su apoyo a la Ley es por responsabilidad y no para "apuntalar" al Gobierno. Su tono es tranquilo, un tanto plano para mi gusto.

Arieta-Araunabeña del PNV rebate al PP buena parte de su argumentación, especialmente el tema de que las reservas de suelo incrementan el precio de la vivienda, explicando el sistema del valor residual del suelo (de este tema hablamos aquí en otro post anterior) y saca a relucir la propuesta del PNV que a punto estuvo de provocar una crisis de gobierno. Su intervención es un poco embarullada aunque rebate con contundencia al PP.

A continuación se debate la enmienda a la totalidad de EHAK, defendida por Julián Martinez, quien hace un planteamiento exactamente en el sentido contrario de la anterior enmienda del PP, calificando a la Ley de neoliberal ya que, según su opinión, deja todo el urbanismo en manos privadas, sólo se busca el máximo negocio y no se apuesta por lo ya construido, sino sólo por generar más construcción. También afirma que una mayoría social está en contra de la Ley y que ellos representan a esa mayoría social. La intervención es un tanto atropellada, y a veces también crispada por las réplicas de los demás grupos.

Matute le indica que EHAK se negó a negociar la Ley, a pesar de los intentos del Departamento de Vivienda, y que tuvieron todos los papeles en su poder pero que no quisieron entrar por otros motivos (Según él había negociadas 54 de sus 88 enmiendas, y no quisieron seguir). Comparte la filosofía, pero no aportan nada en lo concreto, sólo grandes palabras, y de hecho su participación en la ponencia ha sido irrelevante. Le reta a poner algún ejemplo de un Ayuntamiento gobernado anteriormente por HB en el que se haya hecho algo en materia de vivienda más progresista que lo que marca esta ley, y le conmina a no arrogarse la representatividad que no tiene. Sigue el tono duro y encendido.

Porres insite en que la actitud de EHAK en la ponencia ha sido de "pasividad y atonía", que en lo concreto no aportant nada y que había una voluntad previa de no negociarla. Risas generalizadas cuando le dice que la Ley no puede ser a la vez intervencionista desde lo público como manifiesta el PP y neoliberal como dice EHAK, y dado que en neoliberalismo el experto es Damborenea (del PP) a él es al que hay que hacer caso.

Loza abunda en la misma argumentación y considera que EHAK tiene un importante "ataque de celos". Sigue defendiendo la Ley, pero sólo desde aquellos puntos introducidos por su grupo. Arremete contra el PNV por no tener claro su modelo de vivienda.

Arieta-Araunabeña dedica su interveción a rebatir a EHAK y al PSE pero poniendo siempre como ejemplo su propuesta, no la propia Ley que se está debatiendo. Anuncia que su partido, aplicará allá donde sea posible los criterios de su propuesta. El tono es cada vez más embarullado y por momentos es difícil seguirle.

A las 16:30 se produce una avalancha de parlamentarios, lo que sin duda anuncia que estamos llegando a la primera votación de la tarde. Se votan las enmiendas a la totalidad y estas salen derrotadas por 21 votos a favor contra 51 en contra.

A continuación se debaten las enmiendas parciales, repitiendose prácticamente de nuevo todo el debate anterior, con las mismas argumentaciones y ninguna novedad, salvo la intervención de Ezenarro de Aralar, que considera que la Ley es una buena Ley, que se ha podido debatir y mejorar en sede Parlamentaria y que su grupo ha realizado una importante aportación a la misma.

Se vota las enmiendas parciales, que salen igualmente derrotadas y por fin el texto en su globalidad que es aprobado, casi 5 horas después de empezar el debate, por 51 votos a favor y 20 en contra. Madrazo está exhultante y se abraza con el Lehendakari y con otros Consejeros y portavoces de otros grupos parlamentarios.

A la salida del Parlamento, un grupo de media docena de personas nos increpan y nos tiran panfletos reivindicativos (esta debe ser la mayoría social a la que se refería el portavoz de EHAK) La sesión termina con unas cervezas de todo el equipo de vivienda celebrando esta gran momento. Todos estamos bastante cansados, pero realmente satisfechos con el resultado.
Comentarios