lunes, 03 de julio de 2006
Publicado por Desconocido @ 10:46  | medio ambiente
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen
PSOE y PP han unido su voto en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados para sacar adelante, con el único rechazo de IU, el informe final sobre las consecuencias derivadas del hundimiento del "Prestige", elaborado por una subcomisión que ha desarrollado su trabajo durante el último año y medio. El documento pactado, que ha contado también con el apoyo del BNG, elude cualquier tipo de responsabilidad política de la anterior administración del PP en la catástrofe de 2002 y diluye las causas reales de la tragedia apuntando sólo al mal estado del buque.
El acuerdo entre los dos grandes partidos para minimizar el contenido del informe se reprodujo a la hora de votar negativamente a la propuesta presentada por IU para que el debate sobre la mayor catástrofe ecológica ocurrida en nuestro país pasara al Pleno del Congreso y no acabara hoy, como así ha sido finalmente, en la Comisión de Agricultura.
El portavoz de IU en la Comisión, Gaspar Llamazares, fue el único que se opuso al dictamen final, entre otras razones, porque tanto PSOE como PP han preferido "anteponer la razón de Estado a la verdad. Este informe final viene condicionado por los efectos jurídicos y políticos que podría desprenderse de él en caso de haberse hecho en condiciones".
En su opinión, las responsabilidades políticas "no caducan", sobre todo "cuando nadie ha asumido aún ninguna responsabilidad". Insistió en que “debe haber una reprobación política sobre este asunto a la Administración de entonces. Aquí se da un análisis complaciente y justificativo; aparentemente brillante, pero vacío de contenido. Para nosotros hay una causa principal, que se elude voluntariamente en el informe, y es la orden de alejamiento y hundimiento, que transformó un accidente marítimo en una catástrofe sin precedentes".
El documento señala que la causa más probable del siniestro fue el precario estado estructural del buque, derivado de un deficiente mantenimiento. También recoge que las responsabilidades de las averías y hundimiento del buque recaen sobre la sociedad de clasificación inspectora del buque, los armadores, el capitán y, subsidiariamente, las aseguradoras.
Para Llamazares, todo ello deja sin aclarar lo que finalmente ocurrió, algo que "se explica por la decisión del Gobierno de entonces de alejar el buque hasta su hundimiento", insistió.
El coordinador general de IU lamentó también la decisión pactada por PSOE y PP para impedir el debate en Pleno. "No sé por qué tiene que haber un cierre vergonzante a esta comisión –dijo-. Ha sido un informe importante que se merece un cierre solemne".
Comentarios