miércoles, 28 de junio de 2006
Publicado por Desconocido @ 12:29  | política
Comentarios (0)  | Enviar
El Consejo Político Federal de IU ha aprobado por 114 votos a favor, 66 en contra y 10 votos en blanco una importante recomposición de la Comisión Permanente, núcleo más reducido de la dirección, con vista al relanzamiento del proyecto político de cara a próximas citas electorales. Con este mismo objetivo ha sido aprobado también por 101 votos a favor, 68 en contra y 10 abstenciones el documento político presentado por la dirección que servirá de línea política hasta las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2007.
Con los cambios en la dirección se incorporan a la Comisión Permanente miembros de las dos listas alternativas presentadas a la que encabezó Gaspar Llamazares en la última Asamblea Federal de IU, celebrada en diciembre de 2004. Entre ellos está Enrique Santiago, que encabezó una de esas candidaturas, y que ahora entra como vocal de la Permanente, a la espera de concretar en las próximas fechas sus competencias concretas. También cambiarán las atribuciones de Sebastián Martín Recio, que ya pertenecía a este órgano de dirección y que lideró la otra lista crítica.
Otro de los cambios supone que Inés Sabanés, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid y hasta hoy responsable de Cultura en la Permanente, pase a ser portavoz de este órgano ejecutivo de la dirección.
Llamazares explicó ante el Consejo Político reunido hoy, máximo órgano entre asambleas, que engloba a más de 200 miembros de todas las federaciones, que la dirección será en esta nueva etapa "más compartida y más plural".
Agregó que el cambio no se limita a "una suma a la dirección, sino a una recomposición", ya que además de incoporaciones como la de Santiago, Juan Manuel Sánchez Gordillo, Isaura Navarro, José Luis Portillo o Francesc Matas, se dan cambios en las responsabilidades en dirigentes como Fran Pérez o Jorge García.
Por otra parte, el coordinador general de Izquierda Unida defendió hoy el relanzamiento de su proyecto como única garantía de una política de izquierdas frente a la "involución de la derecha" y la "renuncia al cambio" del Gobierno socialista.
Llamazares presentó ante el Consejo Político un informe en el que detalla la acción política que seguirá en la segunda mitad de legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero y explicó su "propuesta de un línea política negociada en los últimos meses que nos obliga a todos, de perfil e identidad de IU, en una oposición alternativa al Gobierno socialista y una actitud intransigente ante la derecha extrema del país".
En su opinión, esta renuncia a dirigir el cambio que se ha manifestado de forma más notoria en la política económica, fiscal y laboral, se ha notado también en la actitud del Gobierno ante los vuelos de la CIA para trasladar presuntos terroristas a países donde se practica la tortura.
Se ha puesto de manifiesto la "expropiación de derechos civiles, de la soberanía de los Estados y de la UE", ante lo que "el papel del Gobierno español no ha podido ser más triste", primero "mirando hacia otro lado" y negando su conocimiento, y después "dificultando la investigación en los ámbitos parlamentarios y judiciales".
Por otro lado, avanzó que en este nuevo periodo habrá que "superar las deudas e hipotecas, recuperar la memoria histórica republicana", y anunció que "seguiremos tomando iniciativas que vayan más allá de la memoria y la justicia, que son imprescindibles".
"Ésta será una de nuestras prioridades políticas en la reforma y regeneración del Estado", igual que las reformas estatutarias, que considera "positivas", aunque "es imprescindible que se diseñen en un camino de desarrollo federal y social del Estado".
En su opinión, "deben significar un cambio del modelo de Estado en favor del Gobierno de lo común, y también del Gobierno de lo propio", e ir unidas a un avance en el municipalismo. El ámbito municipal es el lugar donde se hace "republicanismo cívico, se desarrollan los derechos sociales y ambientales", además de impulsarse los servicios públicos.
Agregó que la propuesta de "mayor exigencia y alternativa desde la izquierda, y la de recomposición de la dirección van en el sentido de mejorar nuestro proyecto y expectativas en el ámbito municipal, donde somos fundamentales para el cambio de izquierdas".
Reiteró que IU es fundamental "frente a la involución de la derecha, pero también frente al riesgo de la renuncia del PSOE al cambio de izquierdas. El relanzamiento de IU es la mejor garantía del cambio de izquierdas en nuestro país y en el ámbito municipal".
Comentarios